Natación para Bebés

Esta actividad permite el acercamiento al medio acuático en forma temprana, el bebé estará siempre acompañado de un adulto de su confianza, que no necesariamente deben ser sus padres. Ambos compartirán una experiencia única e irrepetible, en un ambiente lúdico y de relajación, con docentes especializados y atentos a las necesidades de cada bebé.

Una experiencia única


Si bien son aún muy pequeños para aprender a nadar, las actividades que se realizan en la clase le otorgan confianza y seguridad al pequeño, para que cuando sea un poco más grande afronte, sin miedo y con alegría las clases de natación para niños.

Además los beneficios son innumerables, a nivel de su desarrollo físico y emocional. Es adecuada para bebés pequeños, desde los 4 meses aproximadamente. Contactanos para más información.